Seleccionar página

Seguridad alimentaria con huertos caseros

Sep 15, 2016 | Noticias

SOMBRERETE.- Desde hace 4 años Brenda Ontiveros Quirino cultiva los alimentos que proveen a los suyos en una huerta familiar para brindarles una alimentación sana.

Brenda vive en la comunidad de Flores García en Sombrerete, y es parte Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA) un programa apoyado por la SAGARPA y la FAO donde las familias de zonas con alta marginación reciben conocimientos para que los pongan en práctica y mejoren su entorno.

Desde que Brenda inició en el PESA su entorno comenzó a mejorar, pues con las enseñanzas de agricultura, conservación, reciclaje y procesos para preparar los alimentos, su familia se alimenta de una manera mas sana y nutritiva.

Actualmente en su huerto siembra diversas variedades de chiles, calabacitas, calabazas, tomate, cebolla, zanahoria, papa y diversas frutas como la uva, el membrillo y la pera.

Las cosechas que obtiene son para la despensa de la familia y los excedentes los vende en la misma localidad, mientras que los productos procesados como curtidos, conservas, mermeladas y más, son enviados a la cabecera municipal para su comercialización.

Brenda no sólo ha aprendido cómo cultivar y procesar los alimentos, también ha recibido conocimientos sobre cómo realizar trampas para las plagas, insecticidas naturales, abonos mejorados, lombricompostas y a captar el agua de lluvia para el riego de sus sembradíos caseros.

Además tiene una pequeña granja con gallinas que los proveen de huevos, mismos que son utilizados para alimentar a los pequeños antes de ir a la escuela.

En el huerto todo es orgánico, no se utiliza ningún químico y todo es natural en un esfuerzo por conservar el medio ambiente y brindar de alimentos nutritivos  a los miembros de su familia.

Brenda ha contagiado a sus familiares que radican en Estados Unidos y quienes ya comienzan a montar sus propios huertos, dotado a sus familia de buenos productos que son utilizados para su propia alimentación.

Brenda explicó que sus conocimiento se los ha transmitido a sus familiares, quienes le piden asesoría sobre la forma de siembra, cosechas, control de plagas, fertilizantes naturales y el cómo mantener el huerto vivo.

Para un futuro no muy lejano Brenda tiene un proyecto para poner una tienda donde los productos y cosechas orgánicas se puedan comercializar y ponerlos al alcance de la población en general.